Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Mi Habitación Virtual

Aprender a aprender

5 Enero 2011 , Escrito por jesususo Etiquetado en #Consultas - Ayuda

Nuestra mente no es más que un ordenador muy complejo, que puede estar bien, o mal programado para hacer una determinada tarea.

 

Verdaderamente para aprender bien algo, antes que nada, hay que saber cómo aprender, es decir, saber cómo estudiar correctamente, comprender el proceso que tiene que hacer nuestro cerebro para guardar esa información, actividad, habilidad o aprendizaje, para que pueda estar disponible y que seamos capaces de realizarla en cualquier momento que lo deseemos.

 

Voy a contaros una anécdota que os puede parecer rara;  cuando empecé a estudiar guitarra a los 15 años, me dí cuenta que tenía una cualidad muy importante, y fundamental, simplemente, quería, por encima de todo, costara lo que costara, aprender a tocar la guitarra. No sé por qué me gustaba tanto la guitarra, pero me atraía mucho la música.

 

Siempre me gustó mucho los retos y desafíos, me decía una y otra vez cuando veía a algún gran guitarrista tocar,  "eso lo puedo y quiero hacer yo", todos somos del mismo planeta,  no creo en lo imposible tan fácilmente. Siempre intuía que para aprender algo correctamente, requería de un método de aprendizaje eficaz que yo desconocía, es como un truco de magia, cuando lo vemos nos parece imposible, pero cuando nos explican el truco ya lo vemos más asequible.

 

Es curioso, pero al principio era exageradamente torpe, no me salía nada, y un amigo mío que fue el primero que me enseñó un poco, me decía una y otra vez :" tu jamás aprenderás a tocar, no pierdas el tiempo con la guitarra".

Pero por suerte, soy muy terco y cabezota, me gusta buscarle soluciones a los problemas, por muy difíciles que parezcan, una vez que se conocen las soluciones ya no son tan complicados.

 

Existen diferentes tipos de conocimientos en función a su complejidad de aprendizaje, expondré diferentes ejemplos:

 

1: Recordar un nombre de algo: es el más básico, implica solo recordar un dato que teníamos memorizado,  podemos tardar un tiempo en realizar todo el proceso.

 

2: Aprender a sumar:

     a) tenemos que recordar un dato: método de la suma,

     a) aplicar  un procedimiento de cálculo según los números a sumar, pero dicho proceso no implica ningún movimiento, es todo mental,  podemos tardar un tiempo en realizar todo el proceso. 

 

3: Realizar un ejercicio físico:  

       a) tenemos que recordar un dato, ejercicio a realizar y cómo hacerlo.

       b) realizar el ejercicio, implica movimientos, por ejemplo: montar en bicicleta, el proceso de cálculo de movimiento para mantener el equilibrio es constante, de dichos procesos dependen que no nos caigamos de la bicicleta o no.


Algo que parece tan sencillo pero en nuestro interior del cerebro se están produciendo muchos procesos inconscientes, para que podamos disfrutar de un lindo paseo en bicicleta, sin pensar en nada. Pero recuerden, todos nos hemos caído alguna vez de la bicicleta, y al final todos hemos aprendido a montar.

 

En el caso de la guitarra, el tipo de conocimiento es del tipo (3), porque dicho ejercicio al cabo de muchos años termina siendo inconsciente, y es cuando verdaderamente podemos disfrutar de tocar la guitarra sabiendo con toda seguridad que no nos vamos a equivocar porque lo tenemos todo mentalmente controlado, consciente e inconscientemente. 

 

Cuando estudiamos un método, (partiendo de la base de que el método sea  bueno), existen muchas formas de estudiar, de ahí depende el éxito del aprendizaje. Tengan en cuenta que en principio nuestro cerebro no está adiestrado para dicha actividad, y es muy normal y obvio que pensemos que somos muy torpes cuando intentamos hacer lo que nos dice el ejercicio y vemos que no nos sale. El subestimarse es una salida muy fácil para no buscar  la solución a un problema.

 

En el aprendizaje de la guitarra nuestro cerebro usa diferentes tipos de memorias.

 

Memoria auditiva: la usamos para recordar sonidos, es un punto de referencia importantísimo para recordar y guiarnos cuando realizamos un ejercicio.

 

Memoria táctil: Nos permite sin necesidad de ver, conocer en que cuerda o traste tenemos que pulsar, gracias al tacto.

 

Memoria visual: Nos permite conocer con seguridad  en que cuerda o traste tenemos que pulsar, porque previamente hemos estudiado las notas en los diferentes trastes y cuerdas, y sabemos donde están. 

 

Memoria espacial: Nos permite calcular cual es el salto que debemos dar para alcanzar el traste o cuerda a pulsar sin necesidad de mirar.

 

Todas estas memorias están coordinadas entre sí, y son nuestras potentes herramientas que hay que saber usar para poder interpretar correctamente una obra musical. 

 

La  memoria se puede dividir en dos grupos fundamentales:

  a) de corto plazo. Almacenamos información en una zona del cerebro que al cabo de unos días es borrada. 

  b) de largo plazo. Almacenamos información en una zona del cerebro que puede permanecer mucho tiempo sin perderse la información.

 

Dependiendo del tiempo dedicado al estudio de una obra, la información se guardará en una u otra memoria. 

 

 

Para realizar el proceso de aprendizaje correctamente debemos hacer lo siguiente:

 

Nuestra mente tiene que encontrarse en un estado especial, que permita que el conocimiento o procedimiento a aprender, memorizar, pueda llevarse a cabo con éxito. A este estado se le llama concentración.

El cerebro está continuamente realizando infinidades de procesos, conscientes e inconscientes, incluso cuando dormimos.

 

Debéis dejar de realizar la mayoría de aquellos procesos conscientes que estéis haciendo, centraros solo en el más importante para ustedes en ese momento que queráis hacer, el aprendizaje de algo. Al principio, llegar a este estado os puede parecer muy difícil.

 

Los sentidos son los sensores del cerebro, y están siempre preparados para recibir cualquier información y hacerlo sentir de manera consciente, por tanto puede interferir en el aprendizaje, y sacaros del estado de concentración. Debéis prevenir para evitar cualquier tipo de interrupción cuando estéis estudiando, por mínima que sea será muy destructiva para conseguir un buen aprendizaje. Por eso antes de estudiar, comprobar las personas que hay en la casa, avisar que por favor no os interrumpan por que estáis estudiando, desconectar el teléfono, y sobre todo evitar cualquier ruido que os pueda distraer, debéis estar en una habitación totalmente aislada e insonorizada, de esta manera ningún sonido os sacará de vuestro estado de concentración. Si estáis nerviosos, preocupados, con ansiedad, drogados, etc. no es conveniente intentar aprender, porque el cerebro no tiene en ese momento la capacidad necesaria para la concentración, intentar aprender puede ser perjudicial, porque podéis aprender información errónea que después será difícil de borrar, y costará mucho conseguirlo.

 

Tengan en cuenta que es muchísimo mas difícil desaprender que aprender.

En muchas ocasiones cuando nos equivocamos, nos vemos obligados a  desarrollar la capacidad de desaprender. Aunque os parezca extraño, realizar ese proceso es muy positivo, nos ayudará aún más a aumentar nuestra capacidad mental para el aprendizaje. 

 

Para el cerebro, aprender correctamente una actividad tan compleja como tocar la guitarra es verdaderamente difícil.


Una vez que esté aprendida, la mayoría de los movimientos terminan siendo inconscientes y si están bien aprendidos, le resultará muy fácil realizar esa actividad. Lo verdaderamente complejo es el primer paso, aprender correctamente. Nuestro cerebro se defiende intentando que no lo hagamos, parece como si nos volviéramos perezosos y no tuviésemos ganas de estudiar, esa sensación es muy lógica, porque nuestro cerebro va a dar un gran paso, aprender algo que nunca antes sabía, mantenerse en el estado de concentración consume mucha energía mental.


Los movimientos de las manos de un guitarrista son muy sutiles y además de gran precisión, dicha actividad también consume mucha energía mental. Además siempre estamos alerta para fallar en cualquier momento, perdiendo el control en el ejercicio y teniendo que repetir. 

 

Para evitar dichos fallos lo máximo posible, tenemos que enseñar a nuestro cerebro como si fuera un niño pequeño, cuanto más lento lo hagamos más garantía tendremos de que nuestro cerebro aprenda correctamente. Es como aprender a andar, si vas muy rápido al principio, te caes. 

 

Tenéis que comprender vuestro nivel de asimilación, y en función de como vayáis absorbiendo el conocimiento, podréis ir avanzando e introduciendo más conocimiento.

 

Es preferible aprender muy pocas notas al principio, y sobre todo, teniendo en cuenta la posición de las manos, la cabeza, la espalda, los pies, etc.

 

Es bueno tener un espejo cuando realizamos los ejercicios, de esta manera vemos nuestra posición desde otro punto de vista diferente y puede que detectemos alguna posición errónea que antes no veíamos.

 

Si os dais cuenta que cuando estudiáis os equivocáis continuamente y no aprendéis bien, es que no tenéis paciencia y no estudiáis con la dedicación y concentración necesaria que necesita vuestro cerebro. Recuerden, por cada equivocación en el mismo sitio o compás, más difícil será aprender correctamente ese fragmento. El cerebro no entiende lo que es un fallo, aprende por repeticiones y cada vez que repetías ese fallo lo interpretará  como un aprendizaje más.

 

Por eso el secreto está en conoceros a vosotros mismos, vuestro cerebro, vuestro nivel mental, capacidad, que irá aumentando progresivamente cuanto más estudiéis, comprobareis si estudiáis correctamente que, cada vez aprendéis una nueva obra más rápidamente y mejor, porque el cerebro empieza a familiarizarse con el proceso de este tipo de aprendizaje. Entonces,  notareis que no solo habéis aprendido la obra, sino que habéis descubierto la manera de estudiar correctamente, que es lo que verdaderamente resulta difícil y complejo.

 

Después del aprendizaje, ahora tenemos que desarrollar la habilidad de poder interpretar la obra aprendida en cualquier situación: ruidos, público hablando y observándonos como tocamos, un profesor evaluándonos en un examen, etc.


Ahora tenemos que pasar a otro estado de concentración muy diferente al que usamos cuando aprendemos  una obra, el cerebro sabe perfectamente como procesar la información sin fallos, pero sin interferencias, por tanto ahora es más complejo, este nuevo estado de concentración consume mucha energía mental. Por eso debemos comprender lo fácil que es equivocarse en esta situación. Debemos de aprender a aislarnos mentalmente de toda aquella información que interfiera cuando estemos ejecutando la obra. Esto se consigue con el tiempo si somos muy constantes y tenemos perfectamente aprendida la obra.


No tenéis que enfadaros porque os equivoquéis mucho en este estado de concentración, aunque tengáis miedo a equivocaros, aunque os tiemblen las manos, es muy normal.


Cuanto mejor tengamos aprendida la obra, más seguridad tendréis en tocarla en cualquier situación, y cuando os equivoquéis, procurar que no os afecte demasiado, no ser duros con vosotros mismos, siempre recordar que tocar la guitarra bien es muy difícil, tenéis que aprender a dominaros. Ustedes estáis luchando por conseguirlo, todo forma parte del precio que hay que pagar con vuestro tiempo y esfuerzo, creyendo en vosotros mismos.


Cuando veáis a alguien tocar, recordar que esa persona empezó desde cero y si toca así es que ha pagado con su tiempo y su esfuerzo, y si ha conseguido estar en ese nivel, ustedes también podéis conseguirlo.


Vuestro destino está en vuestras manos.

 

Un saludo a todos.

 

 

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post

Jesus 06/02/2011 16:32


Muchas gracias, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, lo difícil radica en llevar mis humildes conocimientos a la práctica, pero para eso estoy y qui para ayudar a que eso sea posible.
Muchas gracias por tu valioso comentario.

Un saludo


nosinmibici 06/02/2011 10:40


Felicidades por el artículo. Es de esos que son realmente útiles y reveladores: aprender a aprender, esa es la clave! Destacaría especialmente el hecho de que el cerebro aprende los errores sin
diferenciarlos de los aciertos, algo que todos sabemos lo dificil que resulta de corregir y que, al menos en mi caso, genera un pánico al error nada positivo...


Jesus 02/27/2011 10:14


Hola juank, me ha encantado tu comentario, seguro que los datos que nos das nos va ha ser muy útil a todos.

Un saludo y gracias por tu comentario


juank 02/18/2011 23:01


Profe gran articulo el cual me recuerda a un libro demasiado bueno que estoy leyendo, se llama "fundamentos para la practica del piano" Autor: Chuan C. Chang, aunque en si es para aprender a tocar
correctamente el piano se puede aplicar a cualquier instrumento musical, inclusive a cualquier actividad de aprendizaje.
En el libro habla sobre la memoria que se divide en (esto es extraido del libro)
Memoria musical
Memoria fotográfica
Memoria del teclado y ejecución mental("el cuel puede cambiarse a diapasón")
Memoria teorica (no es lo que parece, osea no es aprender textos y esas cosas).

Realmente hasta ahora lo que más me ha gustado es el tema de la ejecución mental porque maximiza en mucho el tiempo de estudio.
Porfavor los que lean esto no busquen los temas en internet mejor busquen el libro por internet el autor es Chuan C. Chang un cientifico que estudio en su juventud Música, ya que este es el unico
medio para adquirirlo(es gratis)


Jesus 01/07/2011 00:19


Muchas gracias Alejandro, me alegro mucho que te sirva, y ojalá consiga tus objetivos.

Un saludo